El sistema Insuver, un nuevo método para la rehabilitación de fachadas

rehabilitación de fachadas

Desde Disate queremos daros a conocer la última novedad que acaba de lanzar la casa ISOVER. Se trata del nuevo sistema Insuver, un método fácil y eficaz para aislar las fachadas de las viviendas. Este método para rehabilitación de fachadas con cámara mejora el aislamiento térmico y acústico de la vivienda, de forma limpia, económica y rápida.

El sistema Insuver consiste en insuflar lana mineral en los muros a través de pequeños orificios y generar una barrera aislante que cubra toda la fachada del edificio, garantizando el confort acústico y térmico de la vivienda. Esto se traduce en un ahorro considerable, hasta un 40% en consumo energético, ya que se reduce la factura del aire acondicionado en verano y de la calefacción en los meses de invierno.

Las principales ventajas y beneficios que presenta el sistema Insuver son, además de lograr un aislamiento acústico y térmico del edificio, que no se modifica la fachada ni se pierde espacio útil en la vivienda; no necesita de instalación de andamios ni de licencia de obra ya que la intervención se realiza por el interior en lugar de por el exterior. La instalación es rápida, económica y muy limpia.

rehabilitación de fachadas

Otros de los beneficios de este tipo de aislamiento de fachadas viene a consecuencia del uso de la lana mineral ya que la barrera aislante no se asienta con el paso del tiempo, el producto es sostenible y reciclable al cien por cien, mantiene las prestaciones del sistema inalteradas durante toda la vida útil del edificio y, al tratarse de un material inerte, no permite el desarrollo de microorganismos.

Los nódulos de lana mineral Insuver se presentan comprimidos en sacos y se insufla de manera mecánica con máquinas tanto por el interior como por el exterior de la vivienda. Supone un excelente aislante de la temperatura y del ruido para rehabilitar fachadas de doble hoja de ladrillo cerámico con una cámara. Se trata de un método perfecto para la rehabilitación de edificios, tanto de uso residencial como no residencial, se puede aplicar a cámaras de cuatro centímetros de espesor y permite aislar tanto buhardillas no habitables como falsos techos.

Los plazos para contar con este aislamiento rondan el día para un piso de un edificio colectivo con dos frentes de fachada, los dos días para un chalé individual o los siete días para un edificio tamaño medio.

Si quieres más información sobre este método o cualquier otro sistema para rehabilitar la fachada de un edificio, ponte en contacto con nosotros. En Disate te ofreceremos una amplia gama de productos para aislamiento tanto térmico como acústico de viviendas y edificios de uso público.

3 Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies